El pleno del lavatorio

El pleno del lavatorio

El Lavatorio es uno de los ritos de la Semana Santa, el día de Jueves Santo se celebra la ceremonia de lavar los pies a doce pobres en memoria de la lección de humildad que dio Jesucristo a los apóstoles lavándoles los pies. Parece que últimamente, no sé si además de lavarles los pies o en sustitución de tan limpia costumbre, se les da una limosna. Por cierto, la limosna sale de las arcas municipales, 360 euros se consignan en los gastos del Ayuntamiento para el Lavatorio.

Imagen de la obra de Tintoretto
“El Lavatorio”, obra del gran pintor veneciano Tintoretto

El último pleno municipal fue suspendido, después de una hora escasa de haber comenzado, para que los ediles presentes fuesen al acto religioso de lavar los pies. Hace más de un mes, SSPL propuso en Junta de Portavoces adelantar el pleno de marzo ya que por diferentes motivos sus dos concejalas no iban a poder acudir y además iba a ser víspera de fiesta. Esto no fue razón suficiente para cambiar la fecha del pleno. Sin embargo, la celebración de un acto religioso hace que el grupo socialista en el gobierno, con el apoyo del PP, suspenda ese mismo pleno. Absolutamente vergonzoso.

Es la vuelta, o más bien continuamos, en el Nacionalcatolicismo. Es uno más de los atropellos a los que estamos asistiendo últimamente. Nuestra ministra de Defensa hace ondear la bandera a media asta, desde el Viernes Santo hasta el Domingo, por la muerte de Jesucristo (¿?). Hasta el Defensor del Pueblo ha criticado tal decisión por considerar que “nadie puede sentir que, por motivos religiosos, el Estado le es más o menos próximo que a sus conciudadanos”. Además, le recuerda al Gobierno que “la aconfesionalidad implica una visión más exigente de la libertad religiosa” ya que “implica la neutralidad del Estado frente a las distintas confesiones”.

En el ámbito autonómico, también recientemente, el Obispado ha censurado un acto cultural, la representación de Carmina Burana del grupo “La Fura dels Baus” que iba a cerrar los actos del Año Jubilar Lebaniego. La Iglesia Católica se ha

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, besa la cruz en Santo Toribio de Liébana
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, besa la cruz en Santo Toribio de Liébana. Foto: el Diario Digital Cantabria

negado a dar el permiso para su representación en el aparcamiento de Santo Toribio. Aparcamiento que fue financiado con dinero público, con dinero no solo de los católicos, sino de todos los ciudadanos, creyentes y no creyentes. El Obispo ha manifestado que el contenido de la obra “escandaliza a los creyentes”. Los no creyentes no podemos escandalizarnos con una organización que solo es dirigida por hombres y en la que las mujeres para ser puras deben ser vírgenes, aunque sean madres (¿?). Pues bien, ante tal arbitrariedad, el gobierno regional organizador del acto, no ha dicho absolutamente nada. El señor Revilla, que no se caracteriza precisamente por su discreción, sino que suele opinar de todo en los diversos medios, no ha dicho una palabra, debemos considerar que está de acuerdo con el papel censor de la Iglesia Católica.

La subordinación de los poderes públicos a la Iglesia Católica, que suponen estos casos, es preocupante. Las autoridades nunca deberían acudir como tales a ningún acto religioso. Pueden acudir de forma particular o individual por supuesto, pero nunca como representantes de las instituciones públicas, precisamente porque son representantes de todos los ciudadanos, de los de cualquier confesión religiosa y también de los que no tienen creencias religiosas.

Tanto el PP como el PSOE que tanto defienden la Constitución cuando se atenta contra la unidad de España, podían defender con la misma energía la aconfesionalidad del Estado, la libertad religiosa, o la no discriminación por razón de sexo, que también son preceptos constitucionales. Hace bien poco, con motivo del día de la mujer, todos los grupos políticos defendieron la igualdad de hombres y mujeres, pero en cuanto tienen ocasión, les falta tiempo para acudir a lavarse los pies en una institución que se caracteriza por su radical discriminación hacia las mujeres.

Imagen de la última cena, pintada por Leonardo Da Vinci, donde se pueden ver a los apóstoles alineados con Jesús en el centro. El espectador se encuentra enfrente, viendo la escena, sin ningún obstáculo que pueda interrumpir la vista del conjunto.
“La última cena”, de Leonardo Da Vinci.

Si miran ustedes la mesa del salón de plenos se parece mucho a la conocida representación de la Última Cena. La composición, muy repetida, se debe a Leonardo da Vinci que colocó a Jesús en el centro y agrupó a los doce apóstoles de tres en tres, todos en una parte de la mesa, frente a los espectadores. En el pleno municipal es el alcalde el que se encuentra en el centro y los concejales simétricamente situados a ambos lados. Se debieron ver así mismos como en la Última Cena y quisieron seguir todo el rito. Después del Lavatorio, se irían al Huerto de los Olivos. ¿Será prendido el señor alcalde? ¿Le negará Pedro hasta tres veces? ¿Quién será el Judas que traiciona al Maestro? Más en serio, me pregunto: ¿cobrarán la dieta de este pleno los señores concejales? Como me temo que sí, les propongo que destinen dicha dieta a las limosnas de los pobres del lavatorio y así no sale del presupuesto del Ayuntamiento.

Poco que decir sobre el contenido del pleno. Una sola moción, presentada por el PSOE, fue aprobada por unanimidad, pidiendo mejorar los tratados pesqueros y agilizar la comercialización del pescado. Evidentemente tal cosa no depende del Ayuntamiento de Laredo, pero como no debe haber temas de ámbito municipal, pues así se hace tiempo hasta la hora de los oficios religiosos. Solo el portavoz del PRC -Pedro, como el apóstol que negó al Maestro- mostró su disconformidad con la suspensión del pleno para asistir al lavatorio. Los ediles socialistas y los populares estuvieron mirando constantemente el reloj y metiendo prisa al portavoz de IU para terminar cuanto antes … bochornoso.


Fotografía pequeña de Jesús, el autor.

Jesús Hernández Conde

Ilustraciones: Grupo de Comunicación de SSPL

Participa, este sitio es para ti.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: