Plenus interruptus y palos en las ruedas

Plenus interruptus y palos en las ruedas

El pleno del 21 de diciembre comenzó como el pleno ordinario del mes de diciembre adelantado una semana por las fiestas navideñas, después de un receso en el que se reunieron los portavoces, se decidió que era un pleno extraordinario y por ello no se podían incluir mociones, ni ruegos y preguntas. Cuando iba a llegar lo mejor, la presentación de un par de mociones controvertidas por vía de urgencia, se cortó la sesión plenaria, es decir, un “plenus interruptus”.

Imagen del Plan Integral Histórico de Zaragoza, donde se puede ver el apartado "La participación ciudadana"
En el Plan de Zaragoza, un ejemplo a seguir, ya se tenía en cuenta, además de múltiples estrategias y apartados, la participación ciudadana, algo que no existe en nuestro plan para la Puebla Vieja. No podemos reducir la metodología de recuperación de nuestro patrimonio a construir edificios únicamente. Puedes ver el desarrollo completo del plan de Zaragoza pulsando sobre la imagen.

El primer punto del orden del día fue la adquisición por parte del Ayuntamiento del inmueble de la calle Enmedio 14. Es un tema que ya se trajo en un pleno anterior pero que se dejó sobre la mesa para tener todos los informes necesarios. El edificio está cerrado, no se sabe si está en ruina, pero sí se encuentra desalojado y apuntalado. No se adquiere todo el edificio, sino solo parte y es a cambio de la deuda que tienen los vecinos con el Ayuntamiento. IU y SSPL votaron en contra por entender que, al no comprarse todo el inmueble, no poseer los inmuebles limítrofes y no existir un plan de rehabilitación, consideran que a la larga puede ser lesivo para las arcas municipales. El PSOE y el PRC defendieron la adquisición porque entienden que el Ayuntamiento se debe hacer con patrimonio en la Puebla Vieja para rehabilitarla. El PP puso en duda que se pudiese realizar tal adquisición, pero aun así, también votó a favor con lo cual la propuesta fue aprobada.

En el debate salió la repetida expresión “rehabilitación integral de la Puebla Vieja”. Una expresión con distintos significados para unos y otros. Para algunos parece que integral significa que el Ayuntamiento debe adquirir toda la Puebla Vieja, en este caso integral es sinónimo de íntegro, de “todo”. Para estos comprar es sinónimo de rehabilitar. Otros defendemos que para realizar una rehabilitación integral se debe tener un plan que incluya actuaciones en todos los ámbitos: no sólo rehabilitar edificios y hacer casas nuevas; es también decidir sobre usos del suelo, incentivar ciertos usos y no permitir otros; un plan de accesibilidad tanto del espacio de la Puebla Vieja como de las viviendas; potenciar espacios de relación; ubicar espacios municipales; etc. En este caso integral significa unir, “integrar” aspectos urbanísticos, económicos y sociales. Dentro de ese Plan Integral debería haber compromisos a corto, medio y largo plazo y es a ese plan al que se debería adecuar cualquier actuación municipal. Sin embargo, aquí se hace al revés, las actuaciones municipales Imagen de la Justicia con los ojos tapados, con las iniciales PRC en el cristal sobre el que está dibujadodependen de que unos propietarios ofrezcan al Ayuntamiento un inmueble, o una empresa un plan o de la ocurrencia del concejal de turno, sin ver si se adecúa al Plan Integral, simplemente porque tal Plan no existe.

Otro tema que salió en el debate y que me dejó sorprendido es la afirmación o acusación del portavoz del PRC a SSPL de poner palos en las ruedas, refiriéndose al recurso que puso al convenio con Proinasa para adquirir terrenos en la UE6. Habiéndose demostrado y ha sido aceptado por todos los informes jurídicos, que el convenio aprobado tiene un montón de irregularidades: no coincidían las parcelas, ni las superficies, no corresponde el 5% de afección y de que los servicios jurídicos del Ayuntamiento reconozcan que no se puede dar por buena ninguna de las valoraciones. ¿Cómo es posible que se diga una cosa así? En lugar de rectificar o disculparse por votar a favor de tamaño disparate, ¿arremete contra SSPL porque es “poner palos en las ruedas”?

Antes de la definitiva “marcha atrás” del pleno, se aprobó el nuevo reglamento de funcionamiento Cuatro cachorritos con un dibujo de un corazón detrás, sobre la madera de fondointerno. El reglamento actual era muy antiguo y no se adecuaba a la nueva normativa. Todos los portavoces se felicitaron por el buen trabajo realizado entre todos para llegar a este nuevo reglamento. No sé por qué no siguen el mismo método para todos los temas. El nuevo reglamento fue aprobado con los votos a favor de todos los grupos municipales excepto la abstención de SSPL que, según manifestó su portavoz, aun considerándolo un avance respecto al reglamento anterior, no incluía suficiente participación ciudadana.

Hasta aquí llegó el pleno, un “plenus interruptus”. Supongo que las mociones “non natas” de este pleno se presenten en el próximo pleno ordinario y el señor Vega pueda preguntar por el acompañante del alcalde en su viaje a Cenon. Aunque siendo la fecha del pleno el 28 de diciembre, podemos esperar cualquier inocentada.


Autor: Jesús Hernández CondeFotografía del autor, Jesús Hdez. Conde

Ilustraciones: Grupo de Comunicación SSPL

 


 

Participa, este sitio es para ti.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: